lunes, 15 de mayo de 2017

Booktag: Manías y no manías literarias


Su manía es leer al revés :D


Denise me ha nominado a este booktag de las manías literarias (yo agregué no manías porque no creo tener tantas manías, jijiji), a ver qué les parecen mis respuestas :3


A continuación las reglas:

a) Escribir 10 manías o hábitos que tengas a la hora de leer, comprar un libro, etc.


b) Nominar a 5 blogs (y comentar en su blog que fueron nominados).

c) Citar 3 de las 10 manías que has puesto, para que tus nominados digan si las comparten o no (también puedes contestar a las que citó quien te nominó).

1.- Rara vez hablo de libros. 
Soy de las personas que prefiere escuchar en lugar de hablar, en forma oral me cuesta explicar porqué un libro me ha gustado aparte de un "me gusta" o "me encantó", prefiero hacerlo por escrito. Yo necesito estar a solas para ordenar mis ideas. En cambio, me encanta cuando alguien habla con gran entusiasmo y facilidad de porqué tal o cual libro le ha gustado, por mi, que esa persona hable y hable que yo encantada oiré y/o preguntaré.

2.- A veces voy a las librerías sólo a mirar los libros.
Sí, a veces me provoca entrar, revisar algunos libros sin tener intención de comprar alguno. Eso sí, me gusta mirar sola, no me gusta hablar con librero alguno (sí, llega a ser contradictorio con el punto uno, pero la mente humana es complicada :3), no es nada personal, sino que disfruto demasiado perderme en mis pensamientos y hay libros que disparan mi imaginación (XD), esto ocurre con mayor intensidad si estoy escuchando música :D.

3.- Casi siempre leo escuchando música.
A veces me harto y leo en silencio. Pero la música como acompañante me ayuda un montón a reflexionar. Eso sí, trato de elegir aquella que sea adecuada para el libro que vaya a leer (obviamente, no voy a escuchar Pop mientras leo un clásico), por lo general elijo soundtracks o alguna canción en inglés.

4.- Cuando un libro me gusta demasiado mis pensamientos se dirigen a otra parte.
Sé que es muy raro, pero suele ocurrir que cuando lo que leo me interesa demasiado lo tomo como punto de partida para pensar en otras cosas, salto de una conversación imaginaria a otra y luego de varios minutos retomo la lectura. (Mi mente es un cajón revuelto)

5.- Soy minimalista.
No soy de las personas que va a comprar un llavero con su personaje literario favorito, y menos ropa alusiva a un libro. No tengo posters en mi pared. No compro diferentes ediciones de un mismo libro y menos por el único hecho de que la portada sea bellísima. No huelo libros, ni los abrazo, ni les construyo un altar (tal como le mencioné a Denise ;))

6.- Trato (no siempre) de terminar los libros que he comenzado.
En más de una ocasión me ha pasado que al iniciar un libro y no me ha interesado mucho, lo he dejado y lo he retomado meses después, y al hacer eso encuentro muy interesante lo que está escrito. Por ejemplo, me pasó con "Historia de dos ciudades" de Dickens, las primeras páginas me aburrieron un montón, dejé de leerlo y cuando volví a leerlo meses después, descubrí una historia excelente.

Aunque claro, también hay otros que si es muy posible que nunca retome, como "La chica Danesa" (ni recuerdo el nombre de su autor) , leí casi la mitad pero es muy lenta, no esa lentitud de las novelas del siglo XIX cuyos autores realizan reflexiones con intensidad y poco o nada me importa si "interrumpen" el curso de la trama. Pero es que "La chica Danesa" da sueño y la esposa del protagonista es demasiado irritante (sí, ya sabemos que eres muy "independiente", "inteligente" y "especial", como sea que te llamabas). Es que si vas a contar una historia de un hombre que cambia de sexo, no sé, debería ser más intensa por el trasfondo psicológico de un tema como el mencionado.

7.- Trato de leer sólo libros en físico.
Leer en físico para mi es mucho más personal que en formato digital. Sólo leo en mi PC o en el celular cuando no me queda de otra. No tengo Kindle (igual andar con uno en una ciudad como la que vivo, Lima, no me parece buena idea, así que si tuviera uno, no lo sacaría de mi casa, jajaja)

8.- No presto libros.
En realidad sólo se los presto a mi mamá o a mi hermano porque vivimos en la misma casa.

9.- Puedo leer en el transporte público.
Si encuentro un asiento, hay silencio o estoy con mis audífonos puestos escuchando música, además si hay buena iluminación y tengo ganas, leo sin problema. Sólo la mala iluminación, la música fea y en alto volumen que suelen escuchar los choferes y la falta de ganas hacen que no lea ahí.

10.- Compro mis libros en base a mi intuición.
Si leo una reseña, el argumento de un libro u oigo hablar respecto a este, a veces sucede que por dentro me emociono y me digo: "Tengo que leerlo". En realidad más que una emoción es una corazonada muy fuerte de que es necesario de que lo lea en algún momento. Esto me sucede independientemente de que guste o no a muchas personas o de que la reseña esté bien escrita, aunque si leo una reseña floja, no voy a tener interés en leer el libro en cuestión.

Mis nominadas:

1) Blog de Naeko: Cosas
2) Blog de Adella Brac: Las palabras soñadas
3) Blog de Pilar: Musas en su tinta

Sería interesante si respondieran a los puntos 1,5 y 6.

Gracias por leer. Bye :)

sábado, 6 de mayo de 2017

¿Y ahora qué?



"Eso desean los que viven en estos tiempos pero no nos toca a nosotros decidir qué tiempo vivir, sólo podemos elegir qué hacer con el tiempo que se nos ha dado" (Gandalf. J.R.R. Tolkien)


Cuando cumplí treinta años comencé a entender un poco mejor de qué se trata el tiempo o debería decir, su opresivo paso. ¿Qué ocurre cuando no tienes 'una carrera'?, sí, esa cosa con la cual todo ser humano actual se debería sentir ultra realizado. Sólo veo relojes avanzando y escucho un sin fin de preguntas, por eso me he aislado a nivel social, para no enfrentar esa disección que quieren hacer de mi persona. Cada día que pasa voy perdiendo más la confianza en quienes se supone aún son cercanos en mi vida, es una profunda vergüenza la que siento ante ellos, mi fracaso como mujer 'moderna' es demasiado fuerte, no soy capaz de mirarlos a los ojos.

He leído sobre grupos de personas para las cuales el tiempo, tal y como lo concebimos nosotros, no existe, a lo mucho prestan atención al día y a la noche. Los más arraigados a la civilización pueden concebir la ausencia del reloj como un acto de barbarie, pero tal vez destruir las horas, los minutos y los segundos sea lo más sabio o lo más revolucionario (o ambos a la vez) que se puede hacer. 

(Un golpe ... segundo golpe ... tercer golpe, silencio)

Luego del ruido sólo pude ver los trozos de vidrio dispersados en el suelo, tanto la aguja que marcaba los minutos como la que indicaba los segundos se hallaban desprendidas. Sentí un dolor en el pecho, como si hubiese dañado a un ser vivo en lugar de a un objeto.

El silencio decretó de que en esta habitación el tiempo ha dejado de existir. Sentada en un rincón, con la espalda apoyada contra la pared hago lo único que sé hacer,  escribo:  ¿Y ahora qué?.

***


¡Hola lectores! Este relato corresponde a mi primera participación en el Reto Citaura marzo 2017 y pueden también leer la  Recopilación de relatos del reto Citaura. En cualquiera de los links podrán leer en qué consiste el reto, en resumen, se debe crear un microrrelato que tenga como máximo 30 líneas de word, y ello a partir de una cita daba por las creadoras de la iniciativa.

Espero estén teniendo un buen fin de semana :) y yo me despido hasta dentro de quince días.

domingo, 30 de abril de 2017

No, otra vez no


Cuando vi por primera vez el símbolo en su camisa, tuve la certeza de que su insistencia en entablar amistad conmigo era para que me uniera a su movimiento. -Tenemos el compromiso de ayudar a la humanidad a ganar su libertad- fue lo que me dijo durante nuestra última conversación. En ese momento, una opresión muy intensa creció en mi pecho; aquellas palabras escondían algo oscuro y esclavizante. No, no volvería a caer.


***

Mensaje de la autora (o sea, yo) :)

¡Hola lectores! el tiempo ha pasado muy rápido y dentro de poco ya estaremos en Mayo y por supuesto yo no quería dejar de participar en el Reto 5 lineas (Abril 2017) en el blog de Adella Brac. Consiste en escribir un relato de cinco líneas, el cual debe contener tres palabras, por ejemplo las de este mes son: Camisa, compromiso y ganar.

Por ahora me despido y espero inicien mayo con las pilas recargadas ;)

viernes, 14 de abril de 2017

Cambios en el blog



Quienes han visitado antes este espacio saben que se llamaba "Sentimiento y juego", nombre que puede resumir la esencia de la literatura en tan sólo dos palabras, pero hace unos días me hallaba pensando en cómo mejorar el blog, desde que lo abrí tengo la idea de que algo le falta sin tener muy en claro qué, y pensé en primer lugar en el nombre, le falta fuerza, así que comencé a pensar en otro que sea posible, algunos eran menos originales, otros no sobrepasaban en fuerza al nombre que tenía, hasta que por fin dí con un título mucho más intenso: Ficción absoluta. Dos palabras que juntas parecen llegar a derribar y traer algo nuevo y mejor. Al fin y al cabo, eso es lo principal de este lugar, crear ficciones.

Y no sólo cambié de nombre al blog, también he realizado cambios estéticos, combinar el rosa con el blanco me gusta mucho, tal vez le da un aire algo infantil, pero bueno, me siento cómoda y creo refleja un poco mejor parte de mi personalidad. Casi todas las secciones actuales se mantendrán y agregué una pestaña titulada: Sobre mi. Entiendo que darse a conocer un poco más hace que un blog sea más cálido y no tan frío e impersonal, así que me aventuré a crear este apartado, en el cual en lugar de una presentación, he reunido algunas entradas de corte personal que he publicado y lo que vaya publicando en el futuro al respecto irá también a esta sección.

En el futuro habrán nuevas secciones pero relacionadas con el cuento o relato como género literario, así como mis opiniones de autores cuyos relatos voy leyendo, aunque eso sí, me tomaré mi tiempo para hacer cada una de ellas, no serán tan habituales, pero creo que son necesarias.

Casi siempre que publique (tal como lo vengo haciendo) será sábado o domingo, aunque a veces lo haré cada quince días, a fin de ser más cuidadosa con la calidad de lo que escriba.

Y otro cambio importante es en lo que respecta a la iniciativa Adopta una autora (si dan click llegarán directamente al blog donde explican de qué trata y cómo participar ;)), seguiré participando con entradas sobre George Sand, pero he decidido hacer un blog que sea exclusivo para ella: Conociendo a George Sand, así creo todo será más ordenado. Sin embargo, las dos entradas que ya publiqué permanecerán en este blog, ya que en la ficha que tiene George Sand en la página de Adopta una autora tienen el enlace hasta aquí.

Por ahora es todo y me despido hasta la próxima entrada. Bye :)

sábado, 8 de abril de 2017

George Sand: Sus inicios en la literatura (I)

Esta entrada forma parte del proyecto Adopta una autora
Sea por la educación. Por lo que me enseñaron, o por predisposición, lo cierto es que el amor por la novela se posesionó violentamente de mí antes de que hubiera acabado de aprender a leer.
Estas son las palabras que Aurora (ya siendo George Sand) escribe en su autobiografía : Historia de mi vida. A lo largo de su obra nos va mostrando, sin que transmita una sola sombra de presunción (al menos así lo percibo yo), cómo desde muy pequeña creaba sus propias historias. Es imposible no apreciar en ella a un ser que ya estaba predestinado a ocupar un lugar en la literatura universal.

En un inicio, como todo niño, debió afrontar el periodo de apreciar unos signos desconocidos en cada página. Una etapa tediosa y que siendo adultos en cierto modo revivimos si comenzamos a leer en otro idioma.

Llegué a entender lo que me daban a leer, repitiendo. Yo no leía por mi cuenta; era de temperamento indolente y sólo podía superarlo a costa de grandes esfuerzos.
A pesar de que las letras aún le eran extrañas, su imaginación era muy intensa, alimentada por las figuras de los libros y por oír las historias que le narraban.

... caía en ensoñaciones hasta el punto de perder con frecuencia la noción de la realidad que me rodeaba.
De no ser por su madre, quien le habló tanto al respecto, Aurora no hubiera podido narrarnos cómo durante su tierna infancia inventaba cuentos sin fin en voz alta:

... que mi madre llamaba mis novelas.
No me acuerdo para nada de estas creaciones; mi madre me habló mil veces de ellas, mucho antes de que se me ocurriera escribir. 
¿Cómo eran estos cuentos? Una mezcla de todo aquello que llamaba su atención. El argumento que empleaba era como el de los cuentos de hadas, con un príncipe, una princesa y algunos malvados.

Todo estaba regido por la Impronta de un pensamiento infantil jovial y optimista. 
Sus historias eran extensas, cuando las narraba hasta determinado punto, al día siguiente continuaba desde ahí.

Existía otro elemento que avivaba su imaginación, el juego:

Representábamos batallas y fugas a través de espesos bosques, que impresionaban vivamente mi fantasía. 
Además, George Sand narra una experiencia que muestra el nivel tan alto de la intensidad que llegaba a alcanzar su capacidad para estar 'fuera de la realidad'. En una ocasión ella y su prima Clotilde se perseguían en casa de su tía, pero realmente llegaron a creer que estaban entre árboles.

... nos sentíamos realmente en medio de una naturaleza sombría, de la que se iba posesionando la oscuridad de la noche. 
Cuando su madre llevó a la pequeña Aurora hacía la mesa se quedó asombrada al ver el entorno real, los objetos, las luces y la mesa.

Evidentemente salía de una total alucinación y me resultaba difícil abandonarla tan bruscamente.
Muchas veces era muy difícil para ella estar segura de dónde se hallaba en realidad, si en su casa o en la de su tía (en Chaillot).

En el libro reseñado en la entrada anterior , la naturaleza ocupa un lugar muy importante para George Sand, tanto así que para su protagonista es más importante que las piedras preciosas y su prima Laura valora aún más el campo. Esto lo menciono porque durante la niñez de Aurora su lugar favorito era el jardín de la casa de sus tíos en Chaillot y se expresa así:

... apenas pisaba el jardín, me parecía estar en la isla encantada de los cuentos.  
Y es en la terraza de ese mismo jardín donde realizaban sus ... 


... grandes juegos de batallas, fugas y persecuciones. 
Allí fue también donde vi por primera vez mariposas y enormes girasoles que me parecieron de cien pies de altura.
En la próxima entrada continuaremos explorando la relación de la pequeña Aurora con la naturaleza, no olvidemos que el campo será un escenario muy importante en sus obras siendo ya adulta. 

No es la pieza exacta que describe pero también es una Venus de Sévres. Dar click aquí para ver origen de la imagen.

Y para terminar, nuestra autora nos contará sobre uno de sus juguetes favoritos siendo niña, una antigüa pieza de vajilla:

Una pequeña Venus de Sévres con dos palomas en las manos; tenía un pedestal en forma de plato oval en vidrio ondulado, engastado en un aro de cobre reluciente, cubierto de pequeñas muescas que sostenían unos tulipanes que hacían de candeleros, y al encender las bujías, el vidrio, que parecía un trozo de agua, reflejaba las luces, la estatuilla y los bellos adornos dorados del engarce. Este juguete constituía para mí un mundo maravilloso, y cuando mi madre me contaba el cuento de Percinet y Graciosa, yo me imaginaba paisajes con lagos y mágicos jardines. ¿Dónde pueden los niños hallar mejor inspiración para las cosas que nunca han visto? ... 

Fuente:

Historia de mi vida (Autobiografía George Sand) - PDF Archivado en la Web del Ministerio de Educación y cultura de Uruguay


domingo, 19 de marzo de 2017

Doble literario (Crucigrama)

Horizontales

1.- Lo primero que la narradora observó en el interior del libro al abrirlo (doce letras).
2.- Sustantivo femenino en plural para denominar a lo que ella pasó con rapidez.
3.- Adjetivo asignado al momento en el cual ella leerá la sección que pasó por alto.
4.- Capítulo con el que inicia la lectura.
5.- Edad del primer personaje femenino en aparecer.

Verticales

1.- Numeral ordinal de la página en la cual se encuentra la ilustración del personaje antes mencionado.
2.- Lado de la hoja en el que aparece esta persona.
3.- Adjetivo designado a la chica por ser exactamente igual a la narradora.
4.- Escrito en 1860, por tanto corresponde al siglo ...
5.- El año 2016 en este relato viene a ser ...




****

1.- 'Doble literario' forma parte de mi cuarta participación en el reto Variaciones (Crucigrama) creado por Denise del Blog Primera Naturaleza.  


domingo, 12 de marzo de 2017

El interior de una ciudadana anónima



Romper. Sí, vayamos y rompamos vidrios. Que truenen y su caída sea nuestra satisfacción, la señal de una nueva existencia. Rasguemos todo estudio, hay que arrojarlos al fuego y reducir todo a cenizas. Quitemos de nuestro hablar palabras como 'edición'. Hagamos música estruendosa y que los truenos en el cielo nos acompañen. Gritemos y que nuestra fuerza primitiva hiele la sangre y fascine. Lo único que haremos en forma planeada es el sacrificio de la doncella, será consumida, es una promesa.


II

Ayer vi un dibujo, había una mujer sentada con los ojos cerrados y detrás de ella, dos imágenes: Un océano con una embarcación, y soldados de la antigua Grecia. Pensé en el cuidado con el cual la escena fue planeada, tal vez pasó por alguna clase de edición.  Fue el dibujo que observé durante más tiempo, al costado de la mujer se hallaban unos libros, pero no recuerdo los títulos. Al salir de la exposición tomé un folleto y dentro estaba mi nueva musa. Ahora ese trabajo está en la pared de mi estudio.

III


Observo lo grande, lo notorio, miro y observo con detenimiento lo que ocurre a nivel mundial, pero no es lo que más me remueve, no, donde yo me detengo durante más tiempo es en lo 'menos significativo', lo que no obedece a una planeada ética. Yo observo la soledad en sus diferentes formas, no como un estudio, sino en un sentido de experiencia y emoción, y me conduce a una inevitable edición de lo que soy antes de salir al mundo.

IV



Con vergüenza sueño con escribir poesía, sí, vergüenza porque es un arte que obedece mucho más a un don que a la constante práctica, no hay estudio, ni edición que valga si el interior del aspirante a poeta es árido. Aún así en el secreto más absoluto bosquejo 'poemas', los escondo, los leo. No existe una organización planeada, sólo espero el momento de perfecta inspiración. No olvido jamás que es de lo poco espontáneo que nos queda en este mundo.


****


Estos relatos pertenecen a mi participación en el Reto 5 líneas (Marzo 2017) del blog de Adella Brac