miércoles, 21 de junio de 2017

Diario literario # 2 (Mayo y junio 2017)

27-05-2017

Nunca había visto una tienda departamental como medio de inspiración hasta hoy. Mientras veía bolsos y ropa diversa de mujer, comencé a observar durante segundos a algunas de las mujeres que estaban por ahí, una de ellas se probó una polera y se miraba en el espejo, otra contemplaba una prenda. En otro piso, una mujer le mostraba una blusa a su acompañante, comentó que tenía un desayuno en un hotel, con disimulo yo la miré un rato más. Es curioso cómo en esta clase de lugares uno puede olvidarse de todo, parece que todo influye, la música, las personas, todos los artículos exhibidos. La protagonista de una famosa película dijo que cuando estaba en su tienda favorita pensaba que todo estaba bien y por eso le gustaba estar ahí.



Esos objetos son una especie de faro, te prometen la experiencia de cambiar, mejorar o renovar. Todas buscamos algo, no es la ropa, ni los zapatos, ni los bolsos, ni maquillaje, no, lo que queremos son experiencias: Belleza, admiración, mirarnos al espejo y sonreírnos de satisfacción. ¿Te escandaliza?, ¿Te molesta?, ¿Importa lo que pienses?, al menos a mi no. Esos objetos que tal vez a ti te parecen superfluos están y seguirán ahí. Más que frivolidad, hay historias escondidas, deja tus estereotipos de intelectual y mira más allá.

13-06-2017

Palabras. Palabras. Palabras. ¿Por qué tantas palabras? ¿Sirven realmente de algo? Mi relación con ellas es del todo contradictoria. Me gusta leer y también escribir, pero siempre llega un momento en el cual, el exceso de palabrería me harta, la labor intelectual se hace tediosa. No entiendo el culto a la palabra, muchas veces la dulzura y la pasión de estas esconden seres secos, tristes. ¿En realidad leer nos hace mejores personas? es algo que yo no creo, carezco de esa fe porque no siento que la literatura me mejore como mujer. O tal vez estoy teniendo un concepto equivocado de lo que es cambiar, evolucionar, y es que la idea actual de ello sea lo que está del todo errada.

15-06-2017

¿Qué es lo literario? Hace un tiempo descubrí un canal de youtube de una escritora en el cual no habla de libros, sino de algunos asuntos relacionados con su vida, hasta tiene un video mostrando cómo se maquilla. Y la "naricita respingada" que todo lector lleva dentro (por favor, el que no sea así que lance la primera piedra, gracias y felicitaciones por su absoluta humildad) nos lleva a pensar en forma automática, "¿Cómo es posible que una escritora sea tan frívola?" (dicho con voz de intelectual creída) y bastaría una entrada en un blog literario (qué inteligentes y brillantes somos por tener un blog sobre libros, *risa maliciosa*) cuyo título sea esa pregunta y por supuesto, la cereza del pastel (¿o del helado?), los comentarios diciéndole a su autor(a) que están por completo de acuerdo y se culmina con el ego súper inflado, sintiéndose más brillante y más importante aún (en este siglo) con conciencia por tratar temas que generen debate (¡Oh, debatir! yo debato, tu debates, nosotros debatimos, vosotros debatisteis ... con mucho respeto y educación, mi inyección de inteligencia es más intensa, oh, oooh ...). Y la entradita aquella se empieza a hacer viral, otros escriben sesudas reflexiones con una temática similar y lo mejor de todo, algo que me arrancaría una carcajada y una alegría desbordante es que la escritora mencionada ignore todo ese derroche de palabras hechas para inflar los egos de sus autores y continúe con sus videos de maquillaje, viajes o temas amorosos, después de todo, cualquier cosa sirve para crear una historia, ¿Verdad?.

Hoy le digo a la "naricita respingada" que llevo dentro: ¡Púdrete! quiero divertirme y gozar la vida, llévate bien lejos tu idiotez de ser profunda, mira que no quiero parecer una seca institutriz del siglo XIX.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Silencio